Molotov: La Fiesta en la Vecindad Argentina

La noche del sábado 22 de Octubre fue la noche elegida por Molotov para venir a  festejar con nosotros sus veinte años de carrera. Veinte años plagados de  éxito, enarbolados en ese estilo que los caracterizó a lo largo del camino. Esa mirada ácida, directa y de protesta que los convirtió en un referente siempre actual de aquellas personas que necesitan de su voz. Dicen que la música es el puente entre los que no son escuchados y aquellos que deberían hacerlo, por eso quizás el fenómeno Molotov transcendió las fronteras de un México que siempre vivió en pie de lucha y sus canciones nos identifican a todos por igual más allá de las distancias y las culturas. Un sentimiento compartido que no se queda sólo en la queja sino en la construcción de lazos de hermandad, y que hace de una canción un momento de algarabía para seguir sosteniendo ese espíritu combativo.

El Luna se fue nutriendo de a poco de gente de todas las edades, y si bien el lleno no fue total, podría decirse que  la convocatoria fue acorde a una banda de su estilo, con el plus de la gente de otros países que se apersonaron al recinto para compartir. Lo lindo era ver a padres con sus hijos, algunos muy pequeños, en una comunión ideal, y el ambiente se tornaba agradable, algo que se  mantuvo a lo largo de las casi tres horas de show.

La velada arrancó con el clásico “Que no te haga bobo Jacobo” de su primer disco del año 97, el recordado “¿Dónde Jugarán Las Niñas?” ( álbum que fue producido ni más ni menos que por Gustavo Santaolalla) canción que desde el primer acorde marcó el ritmo que se mantendría durante todo el set. Saludos de por medio, Micky, Tito Randy y Paco se  dispusieron a entregar todo de si sobre el escenario y hacer de la noche una verdadera fiesta.

Molotov recorrió, a lo largo de  la velada, toda su discografía (9 discos quitando Molomix) haciendo hincapié en aquel primero, el mayor hacedor de éxitos, pero sin dejar de lado el resto de sus producciones. Como dije, el ritmo fue sostenido, era verlos en acción y sentir que el tiempo no había pasado, era tal la energía, la cadencia de  su interpretación y la devolución del público que hacían un todo en un combo ideal para no perder la  adrenalina. La interacción con la gente fue constante, en todo momento se sintieron bienvenidos y se mostraron agradecidos por la respuesta de  aquellos que se  acercaron a vivir éste momento con ellos. Banderas mexicanas, fanáticos que pedían subir a tocar, gritos, saltos, baile, mosh y pogo se apoderaron de la noche. Noche que tuvo picos altos como cuando sonaron los acordes de Gimme Tha Power, el hitazo que dió pie para que los celulares iluminarán el recinto y una fan tuviera su propio show y la banda la hiciera subir a tocar la guitarra con ellos, y vaya que no desentono! También Hit Me, Frijolero (dedicado a Trump obviamente) y Voto Latino fueron otros de  los clasicazos que se adueñaron del momento. Entre ellos hubo un par de  cambios de roles en cuanto a ejecución de instrumentos, y el más coreado y avivado fue cuando interpretaron Marciano I ( I turned into a Martian) y que explotó en Marciano II ( Punk Versión) cover de  Misfits que sacudió al público del campo en una marea humana y movilizó a la platea que se levantó de sus butacas para seguir con el cuerpo.

El set fue largo, 35 canciones en total, pero no por ello se  perdió el hilo y al contrario, hasta dió lugar para que un asistente le propusiera matrimonio a su novia desde el escenario y  otro cantara chistosamente en un break entre canciones y hasta hubo tiempo para que Claudia, nuestra fotógrafa, nos inmortalizara con un cartel que terminó sobre una de las cajas del escenario. 

Cabe destacar que no sólo la banda sobresalió por su desempeño en escena, sino que también la cuidada imagen que brindaron en el stage, junto con la presencia de vídeos alusivos a distintos momentos sociales vividos, homenajes a aquellos a quienes ellos les cantan en sus canciones, le dieron el toque de color justo a la perfomance.

Pasadas ya las 23:30 la banda daba fin al festejo con Rastaman Dita y muchas de las fanáticas sobre el escenario que  se fueron aligerando de ropas jajja! Y nos dejaba un sabor dulce, una sensación de haber vuelto el tiempo atrás, de haber podido revivir en esas canciones momentos únicos, jóvenes!, con ganas de más, con la dicha de haber podido estar junto a ellos, los mexicanos más latinoamericanos de América jajja! con la convicción de que están para veinte años más y con la seguridad de que ellos tuvieron su abrazo de cumpleaños y su pastel con gusto argentino. 

Me fui con el Gimme Tha Power roleando en mi cabeza, pensando que hay canciones atemporales y que el pueblo, siempre, puede hacer oír su voz.

Set List:

Que no te hagas bobo Jacobo

Amateur ( Rock Me Amadeus)

Oleré y oleré y oleré el Uhu

Chinga tu madre

Here We Kum

Laguna Metales

Parásito

Here Comes The Mayo

La  raza pura es la pura raza

Voto Latino

Blame Me

Use ir or Lost It

DDT

Perro Negro Granjero

Gimme Tha Power

Frijolero

Hit Me

Cerdo

Ánimo delincuencia

Marciano I ( I tienes into a martian)

Marciano II (Punk Versión)

La verga

Rap Soda y Bohemia

Más Vale Cholo/Blanca Navidad/ Hava Naguila

Quítate que mas’turbas (perra arrabalera)

Que Bonito Bonk (Quen Pompo) 

Changüich para la chichona

Queremos Pastel

Dance and Dense Denso

Nako

Molotov Cocktail Party

Mátate Teté

Puto

Rastaman Dita

Por: Susana Isabel

Fotos: Claudia Moreira. El álbum de fotos acá: https://www.facebook.com/hagamosruidosomosrock/photos/?tab=album&album_id=512906825576148

©Derechos Reservados de Autor

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s