Jay Jay-Twisted Sister: “Uno de los puntos más altos fue tocar para los fans argentinos”

En nuestro medio prima la necesidad de compartir, no sólo información con ustedes, nuestros lectores, sino también con diferentes colegas que tienen ese mismo sentir y con los que podemos crear puentes de comunicación espontánea y fluida. Tal es el caso de los amigos de ESPECTRO FM de la ciudad de Corrientes, con los que formamos un lazo de intercambio en esto de las entrevistas y la noticias. Aquí les dejamos la primera de las colaboraciones que nos llega de su mano, con una nota con nada más y nada menos que Jay Jay French, antes de  la despedida definitiva de Twisted Sister en México. 


Foto de https://www.facebook.com/Photography-of-Leah-Burlington-105408029488548/



Hablamos con Jay Jay French, una semana antes de la despedida de Twisted Sister en Mexico, banda emblemática de los 80, que llegó al éxito con diez años de carrera detrás. Nos encontramos con un tipo de ideas claras, humilde y sencillo. Agradable charla con alguien que es historia viviente del rock y el metal mundial.



E: Hola Jay Jay. Muchas gracias por el tiempo que te tomas para hablar con nosotros, es realmente un honor hablar con vos y que la gente en Argentina te conozca un poco mas.

J: Hola. Mira, tocar en Argentina fue una de las experiencias más grandes en nuestras vidas.

E: ¿Te parece que el público argentino es muy diferente al de otros lugares del mundo?

J: Mira, tocar en Argentina fue una de las experiencias más grandes en nuestras vidas, nos habían dicho que el DVD de AC DC fue grabado en Argentina porque los fans allá eran realmente maravillosos, y lo fueron. No quiero que otra gente se enoje conmigo, no quiero que se enojen los fans de los Estados Unidos ni los de Europa, ni los del resto de Sudamérica, solo te digo que algo pasa en Buenos Aires, Dios mío ¡fue increíble! Los fans cantaban nuestros solos de guitarra, no solo las canciones. No te estoy besando el culo. Los fans en Brasil fueron fantásticos, estuvimos en Curitiba y fueron maravillosos, pero, Dios mío, la reacción en Buenos Aires fue increíble. Europa fue maravillosa para nosotros. Estados Unidos no es necesariamente mi lugar preferido para tocar, encuentro a Canadá mejor. México es maravilloso, Sudamérica ha sido fantástico, pero Buenos Aires está en otro nivel de locura, totalmente otro nivel, no sé cómo describirlo, es increíble.

E: Muchos de los músicos con los que hablé dicen no haber sido conscientes de la importancia de lo que estaban haciendo en el momento más grande de la banda ¿Pasó algo parecido con vos y Twisted Sister?

J: Sí. Quiero decir, en 1984, cuando el disco era un gran hit en la radio y estábamos siempre en MTV, yo sabía que éramos grandes. Pero ser grandes por un año o dos no es lo mismo que ser grandes por una década o dos décadas o tres o cuatro. Así que cuando la banda volvió, al nivel con el que volvió, todos quedamos shockeados.

E: Twisted Sister fue una banda muy famosa, si bien eso no pasó de un día para el otro, llegaron a un nivel de fama muy alto ¿qué tan difícil fue para vos manejar esa fama?

J: Cuando la banda tuvo éxito yo tenía 32 años y ya era un escéptico de la fama, nunca le presté atención. Nunca organicé una, fui invitado a fiestas con gente famosa, pero pensaba cuando no sea famoso ya no me llamarán, y me molestaba, entonces no iba. Volvía a casa después de una gira y me iba al patio de la escuela en la esquina y agarraba mi bate y una pelota de baseball, como hice toda mi vida, y le pegaba contra la pared y eso era lo que hacía al volver a casa. Absolutamente a nadie en el vecindario donde yo vivía le permitía llamarme “Jay Jay”, me llamaban por mi primer nombre, John. Cuando la banda se separó en el 88, creo que no toqué la guitarra por cinco años, me salí de todo eso completamente. Si yo hubiese tenido 20 cuando la banda tuvo éxito tal vez hubiera sido distinto, pero tenía 32 y para cuando terminó tenía 36 y así estuvo bien.

E: Los que quieran conocer la historia previa al éxito de Twisted Sister.

J: Tienen que ver el documental Were Twisted Fucking Sister, ya está en Netflix, es uno de los mejores documentales de rock and roll y cuenta la historia de los primeros diez años. Vos te enteraste sobre Twisted Sister en el año 1984, cuando ya teníamos diez años tratando de conseguir un contrato discográfico. Y nadie sabe la historia, todos creen que una banda logra el éxito porque hizo un trato con el diablo o es sexo, drogas y rocknroll y lo hace un hada, algo mágico, hacés un trato con un tipo malo y te hace famoso. Y no fue así en absoluto, trabajamos mucho, el documental cuenta la historia antes de llegar a firmar un contrato discográfico. Y fue difícil, realmente difícil. Y estoy orgulloso de eso, cuenta una historia muy buena, cuenta una historia que todos deberían ver, incluso las bandas nuevas de ahora, deberían ver cuán difícil es, muy difícil, y si no hubiese sido tan difícil no estaríamos tan satisfechos.

E: Supongo que esta será otra de esas preguntas que te han hecho miles de veces, pero tengo que hacerla: ¿Qué pasó para que la banda se separe en el 88?

J: Escuchá: cualquier banda que haya estado junta tanto como nosotros ha tenido problemas. No importa si es Judas Priest o Kiss o AC DC o Black Sabbath o Alice Cooper o Scorpions, si le preguntás a todas esas bandas, todas te dirán lo mismo. La presión y las cuestiones interpersonales causan problemas, los tuvimos todos, y creo que necesitamos alejarnos unos de otros, pero cuando nos separamos pensé: es el fin, nunca volveré a estos tipos juntos por el resto de mi vida. Estaba convencido de eso. De hecho, cuando nos juntamos de nuevo que fue a beneficio del departamento de bomberos de Nueva York, lo hicimos por lo que pasó el 11S. Eso hizo que nuestros problemas parecieran nada. Estuve feliz de que la banda volviera y de que hiciéramos ese show. El show fue excelente.

E: Jay Jay, el hard rock y el heavy metal pasaron momentos muy difíciles a mediados de los 80, cuando personas, incluso políticos, trataron de borrarlos de la escena musical, pero las cosas que hacían las bandas de entonces, comparadas con las bandas actuales, parecen cosas de niños.

J: Parece Walt Disney comparado con lo de ahora. Estoy de acuerdo, pienso en eso todo el tiempo: si te enojabas por lo que hacía esta banda, mirá estas bandas de hoy. Mirá lo que hacíamos y decíamos, no es nada, es sorprendente lo que han cambiado las cosas, es impresionante. El video de “Be Chrool to your Scuel” fue prohibido en 138 países. Fui prohibido, ni siquiera puedo imaginarme ser prohibido en un solo país hoy. Si lo mirás hoy es un solo dibujo animado, pero entonces había una visión muy dura hacia Twisted Sister, como que era muy malo. Decían que se perdería Estados Unidos si nosotros seguíamos tocando.

E: Por supuesto, fue conocida a nivel mundial esa controversia, que incluso incluía a esposas de muy políticos muy conocidos.

J: De hecho, hubo leyes reales para evitar que la banda tocase en algunas ciudades.

E: ¿Cómo te parece que afectan los cambios en el mundo de hoy a las bandas nuevas?

J: No sé cómo sobreviven, porque ya nadie vende música y es difícil para estas bandas nuevas conseguir trabajo y tocar. Así que si me preguntás mi opinión sobre estas cosas, te diría que no me preguntes, no tengo veinte años, no debería saberlo. Cuando yo tenía veinte, sabía cómo hacerlo, sabía exactamente lo que tenía que hacer. Y alguien que tenga veinte años hoy y quiera hacerlo, tiene que saberlo, no se lo preguntes a un tipo de 65 años, porque la forma en yo veo mi mundo no es la misma en vos ves el tuyo. Son mundos totalmente distintos, yo no necesito preocuparme por las redes sociales. Twisted Sister vive en otro nivel, ¿entendés lo que te digo?. No necesito tener un millón de amigos en Facebook. Twisted Sister existe, como también Kiss y Motley Crew y Sabbath y Scorpions y Maiden, todas existen en otro nivel. Pero te voy a decir algo que es interesante ¿OK? Cuando yo tenía 17 años, las bandas más grandes del mundo eran Beatles, Stones, seguidas por Jimmy Hendrix, Bob Dylan, Grateful Dead, esas eran las bandas más grandes del mundo cuando yo tenía 17 ¿de acuerdo? Ahora, pensá en esto: cuando yo tenía 17, Jimmy Hendrix tenía 25, John, Paul, George y Ringo 25, Rolling Stones ni siquiera 25, Led Zeppelin 19 o 20 años, The Grateful Dead 23 años, Janis Joplin 24 años, Jim Morrison tenía 26 años. Teníamos a cientos genios del rock que iban de 20 a 27 años, cuando yo tenía 17. Nadie iba a ver a alguien de 60 años. NADIE. Así que esta es mi pregunta, les digo a estos jóvenes: así que nos aman a nosotros y a Priest y a Motley y Scorpions y Kiss y todos estamos en los 60 y 70 años: ¿Dónde están sus héroes de 25 años? Nómbrenme alguno. ¿Sabés qué respuesta obtengo?: CERO. Eso no es bueno, ¿o sí?

E: No, no creo que sea bueno ¿Por qué pensás que no hay nuevos héroes?

J: Bueno, te digo que hay muchos héroes del hip hop, muchos héroes del rap, muchas heroínas del pop, muchos héroes del country que tienen 25 o 27 años. No hay héroes del rock. Aunque el rock es masivamente popular aún y las bandas clásicas como nosotros son más grandes que nunca, el hecho de que no aparezcan héroes de 25 años es algo que no entiendo. No lo entiendo y si no sucede pronto, cuando todos nosotros nos hayamos ido, nos hayamos retirado, ¿qué va a quedar? AC DC y Sabbath están casi retirados, no sé si hay AC DC ahora, es difícil de decir, no sé si sigue siendo una banda. Pero digo que me da cierta tristeza porque Brian Johnson es un amigo y AC DC es una de las bandas que amo. Motorhead, la muerte de Lemmy fue impactante, muy impactante, era un buen amigo. Motorhead ha muerto, Dio está muerto, Deff Leppard y Maiden un par de años más y se habrán ido ¿Qué sucederá después? Quiero decir ¿qué vas a tener, Avenged Sevenfold? ¿Five Finger Death Punch, tal vez? No es mucho. Y no estoy diciendo que no sean buenos, son excelentes. Digo que se habrán ido todos. Y eso es algo triste.

E: Las bandas nuevas no ocupan ese lugar que va quedando. No digo que sean malas, todo lo contrario, sólo digo que por alguna razón no reemplazan a las grandes bandas clásicas.

J: Sí. ¿Porque no son suficientemente buenas? ¿Ese así de fácil la respuesta? ¿Tenés que ser bueno? Escuchame, vos tenés una radio, ¿verdad? O sea que pasás música todo el tiempo, entonces vos sabés más que yo, así que decímelo vos a mí, donde están las nuevas bandas. ¿Vos apoyás a las nuevas bandas?

E: Sí, nosotros apoyamos a las bandas nuevas, sobre todo a las locales. Pero al no ser mayoritariamente aceptadas, no es redituable. A la mayor parte del público no le interesa conocer bandas nuevas, prefieren las consagradas. La mayor parte de la gente quiere oír Maiden, Judas, Sabbath, Megadeth, Metallica y las equivalentes de Argentina.

J: ¡Sí! ¡Tienen 17 años y quieren escuchar eso! Nosotros tocamos en Sudamérica y bajamos las escaleras del hotel y hay chicos por todos lados, tienen 18 o 19 años. Yo les digo muchas gracias y por qué no les gusta la música nueva, porque apesta. No estoy hablando de hip hop y rap, hablo de heavy metal, porque apesta, entonces yo no sé qué decir. Quiero decir, en alguna manera debería callarme y estar agradecido de que me amen y de que me permitan ganarme la vida, pero por otro lado no le hace bien a las nuevas bandas, eso es seguro. Las redes sociales se supone que deberían hacer tu comunicación con la audiencia mejor que en el pasado, cuando no había redes sociales. No podías llamar a Jay Jay French, ni a Steve Harris ni a Rob Halford, ¿verdad? Pero ahora podés contactar a todas esas bandas jóvenes y nuevas, ¿no se supone que las redes sociales tomaron el control y lo mejoraron?

E: Esencialmente, yo creo que debería haber sido así. Para mí, en mi rol de entrevistador, hoy puedo hacer cosas que hace veinte años hubiesen sido imposibles. Pero creo que debemos tener en cuenta otro factor, Jay Jay: en los ochenta, no teníamos mucha información sobre casi nada, teníamos pocos datos, sin embargo hoy tenemos

J: ¡Demasiada información!

E: Sí, y a veces tener demasiada información es tan negativo como no tener nada de información.

J: Si, no lo voy a discutir. Decir que vivíamos en un tiempo más sencillo sonaría como mi padre: CUANDO YO ERA NIÑO CAMINABAMOS CINCO MILLAS POR LA NIEVE HASTA LA ESCUELA. Pero la verdad es que cuando Twisted Sister estaba comenzando, hace ocho presidentes, dicho sea de paso, comenzamos hace ocho presidentes, la gasolina costaba 29 centavos el galón, alquilar un camión te salía 25 dólares por semana, un hotel 20 dólares la noche, podías manejar una casa con 300 dólares por mes. Y podías ganar 150 dólares en una noche, trabajar 6 días a la semana y agarrar esos 900 dólares y pagar un salario y ensayar con tu banda y aprender a tocar material de otros, después escribir lo tuyo y grabar demos, y tenías dinero para hacerlo, todo era más barato. Ahora la gasolina cuesta 4 dólares el galón, alquilar un camión te sale 500 dólares por semana y un hotel 200 dólares por noche y los clubs ya ni siquiera te pagan 150, te hacen pagar para tocar, no sé cómo hacen las bandas, realmente no lo sé.

E: A eso tenés que sumarle que las bandas no venden CDs.

J: Eso es cierto, pero cuando nosotros estábamos aprendiendo a ser una banda, tocando temas de otros y no vendíamos discos aún trabajábamos haciendo cincos shows por noche, seis noches a la semana, treinta shows por semana. Treinta shows por semana son 120 al mes, así que al final de un año habíamos hecho más de mil shows, así es como aprendés a tocar, ¿correcto? Ahora le decís a una banda ¿cada cuánto tocan? bien, hacemos un show cada tres semanas ¿Eso es todo? ¿Un set de una hora cuarenta cada tres semanas? Yo hacía cinco sets de cuarenta minutos seis días a la semana. Cuando me dicen vení a ver mi banda les digo: cuando hayan hecho 500 shows llamame. ¿Qué querés decir? Nunca haremos 500 shows. Entonces no me llames. Si no tenés shows encima vas a sonar mal y no necesito oírlo.

E: Jay Jay, contanos que va a pasar en México en unos días.

J: Bien, la semana que viene en México vamos a dar el último show de nuestra carrera. La última vez que paramos, nadie pensó que volveríamos a tocar de nuevo y paramos por doce años, pero a esta altura de mi vida si paramos por doce años tal vez ya no esté para la reunión (risas). Básicamente es el final, tocaremos de nuevo alguna vez, no digo que nunca lo haremos en absoluto. Pero hemos tocado mucho estos catorce años después de la separación y tocamos por quince años antes de separarnos la primera vez, más los catorce años después de la separación, y francamente necesitamos una pausa, y esta pausa no sé cuánto durará. Podría ser un año, podrían ser cinco años, podría ser para siempre.

E: ¿Cómo se llevan entre ustedes dentro de la banda?

J: Creo que nos llevamos igual que cualquier otra banda que haya estado junta tanto tiempo como nosotros. Tengo un dicho que es este: CUALQUIER BANDA QUE HAYA ESTADO JUNTA POR CATORCE AÑOS Y NO SE ODIEN NO VALE UNA MIERDA. Lo que quiero decir es que es como una familia: nos peleamos, estamos en desacuerdo, pero al final del día si te llaman, atendés el teléfono, ¿verdad? Mirá, Kiss, The Who TIENEN SU HISTORIA SOBRE ESTO, Motley Crew, no se hablaron entre ellos en el último tour, ni siquiera una vez. Viajaron en micros separados, no se hablaban, quiero decir que no somos tan malos, no estamos tan mal como algunos y mejor que muchos. Nos queremos, cenamos, nos divertimos, hablamos. Pero no nos vamos a casa juntos, no somos chicos de 20 años que viven en una casa. Estamos casados, tenemos hijos, nietos ahora. Tenemos esposas, hijas, nietos que vienen a los shows y pasamos nuestro tiempo con la familia. Subís al escenario, hacés el show, después bajas y cada uno hace su camino, así es como sobrevivimos. De hecho, creo que este es el único negocio en el mundo en el que te tratan como mierda si no viven en una casa compartiendo la comida. Y no, cualquier otro trabajo en el mundo vas haces tu trabajo, saludás a tus socios y te vas a casa. La idea de fondo es que nos llevamos bien mientras hacemos lo que hacemos, como hacen todas las demás bandas, esa es la verdad. Nos llevamos bien, estamos bien y en el escenario hacemos el mejor show que podemos, para los fans.

E: Muchas gracias por tu tiempo, Jay Jay, un honor haber hablado con vos.

J: Quería decir que Argentina fue el punto más alto entre más 9000 shows en 38 países. Uno de los puntos más altos de nuestras vidas fue tocar para nuestros fans en Argentina. Sudamérica en general, incluiría a México y España porque hay algo emocional o latino, no sé qué es, realmente, no quiero usar el típico cliché, no lo sé. Pero digamos que hay algo religioso entre los latinos que cuando tocamos heavy metal surge de maneras nunca vistas en otras culturas, y estoy agradecido por eso y estoy agradecido por haber recibido tanto amor, quiero agradecerte a vos y a nuestros fans, especialmente a los fans en argentina por hacernos sentir de esa manera. Muchas gracias.”

Por: ©Espectro FM – Rubén Ramos. Gentileza para ©Hagamos Ruido, Somos Rock.

FM ESPECTRO-CORRIENTES-ARGENTINA

===============================

Espacio de Publicidad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s