CARAJO: EL TRIUNFO DE LOS LUCHADORES

Qué podemos decir de Carajo que ya no se haya dicho? Poco, tal vez. Porque en 15 años ha sido de esas bandas que, con esfuerzo y dedicación, ha ido escalando su propia escalera al éxito. Y ha quedado demostrado que son capaces de reinventarse, una y otra vez, como en una rueda mágica. 
El festejo de los 15 años los encontró, entre otras cosas, con la edición del DVD +Cd que fue toda una novedad desde lo visual hasta el contenido, contenido que reflejó fielmente la lucha por ir avanzando a pesar de cualquier adversidad, y mostró el lado humano de un trío que en escena se vuelve uno. Y no había mejor broche de oro que repetir el éxito de un nuevo Luna Park, estadio que los había recibido con ovaciones y lleno total en otras ocasiones y que el 19 de noviembre pasado no fue la excepción. 

Ahondar en detalles técnicos pienso que a  éstas alturas está de más, sólo quiero destacar la perfecta sincronía entre la música y la imagen, eso que tanto se pide, eso que a  veces (pocas veces) se busca, y eso que Carajo hizo posible en su show. 

Fue un show estridente, ecléctico, un repaso en su historia, rico en matices sensitivos. La pared audiovisual que la banda puso en acción fue de primer nivel, acorde a una fiesta. No dejaron ningún detalle librado al azar, desde los invitados que pudieron asistir ( Knario Compiano de Plan 4 y Fer de Catupecu Machu) hasta los que no como Ciro Pertusi y Walas de Massacre. La frutilla de la torta fue la aparición en escena de la hija de  Corvata, niña que, junto a la banda, también está transitando sus quince años, hay mejor regalo que ese? Lo dudo. Las canciones del repertorio fueron como una catarata de sensaciones imparables, directas al corazón, tan actuales y tan nuestras como si el tiempo no pasara, hay canción más actual que SACATE LA MIERDA? Obviamente con ella y con Pura Vida el Luna se vino abajo. Pogo, mosh, emoción, el escenario y el público eran uno sólo.

La gente, además, hizo su propio show, afuera, arengando su hermandad, y adentro colmando las localidades de un lugar que vibró como nunca, como siempre al ritmo de la banda. Si Carajo quería una fiesta, la tuvo, de principio a fin.

Con éste Luna Park quedó demostrado que cuando se quiere se puede, que emerge el que lucha, que llega el que se esfuerza, que los rótulos son para las bateas y que soñar lleva a la acción. Que por más que  te digan que no podés, esa debe ser la fuerza para ir un paso más en la batalla. Lo técnico por ésta vez, lo dejo de lado. Sólo quise decir GRACIAS CARAJO por hacernos felices y sentir el orgullo de saberlos argentinos.

Nos vemos en el Vorterix, nos vemos siempre! 

Por: Susana Isabel

Fotos: Gentileza Martín Cervetto y Foto and Roll. 

LINK AL ÁLBUM DE FOTOS:

https://www.facebook.com/pg/fotoandrollph/photos/?tab=album&album_id=1790349597890562

©Derechos Reservados de Autor.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

ESPACIO DE PUBLICIDAD

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s